Home

En los últimos años ha habido varios ejemplos de sistemas bio-inspirados, que han facilitado el progreso en las diferentes áreas de las TIC. Algunos ejemplos son las redes neuronales para sistemas de aprendizaje o algoritmos de hormigas que se utilizan para trazar caminos óptimos en las redes de comunicación. En este contexto, los recientes avances en las técnicas de adquisición de datos acerca de la organización anatómica - funcional del cerebro (para los seres humanos y animales) han permitido a la comunidad científica iniciar el análisis y la comprensión de la estructura del cerebro y sus procesos cognitivos y de transmisión. Esto ofrece una oportunidad única para el diseño de nuevos sistemas TIC inspirados en la estructura del cerebro, así como en sus procesos cognitivos y adaptativos. Recientemente, algunas de las principales empresas del sector de las TIC, como IBM, Qualcomm o Intel han lanzado proyectos pioneros para el diseño de sistemas TIC inspirados del cerebro, lo que indica la importancia de esta línea de investigación para el sector de las TIC.

El presente proyecto representa un esfuerzo en esta línea de investigación, que se caracteriza por ser tanto innovador como multidisciplinario. En particular, el consorcio BRADE tiene como objetivo contribuir a la misma a través del desarrollo de herramientas que promuevan un avance hacia el diseño de sistemas de procesado de información para conjuntos de datos a gran escala (es decir, Big Data), basados en los mecanismos de procesamiento utilizados por el cerebro. Para lograr este objetivo se utilizarán nuevas técnicas experimentales, instrumentación específica y un sofisticado software, con el fin de extraer y procesar la información sobre la organización anatómica-funcional del cerebro y sus procesos cognitivos. Posteriormente, se aplicará la teoría de redes complejas al análisis de los datos procesados ​​para elaborar modelos de análisis y simulación de la estructura organizativa del cerebro y sus procesos funcionales. Estos modelos constituyen la base para el estudio y diseño de los sistemas de procesamiento computacional y de información inspirados en el cerebro mencionados. Adicionalmente, estos modelos serán una contribución de gran interés y con aplicación directa en la neurociencia, contribuyendo a ampliar los conocimientos actuales sobre la estructura organizativa del cerebro y sus procesos cognitivos.

En el contexto del programa de Actividades I+D en Tecnologías de la Comunidad de Madrid, este proyecto pretende contribuir al desarrollo de nuevos sistemas de computación y procesado de la información dentro del Área Prioritaria 3.

Cabe destacar que los equipos de investigación de las diferentes instituciones que conforman el consorcio BRADE presentan una combinación de conocimientos y experiencia fuertemente multidisciplinar en los campos de la neurociencia, el desarrollo de instrumentación por imágenes, el modelado de sistemas y redes complejas, y el diseño de sistemas TIC de procesado de información. Esta experiencia ofrece garantías para llevar a cabo con éxito el proyecto BRADE.

Además, el proyecto cuenta con el apoyo y la colaboración de conocidas empresas nacionales e internacionales, así como de universidades del sector de las TIC. Estas empresas ofrecen experiencia en el diseño de sistemas de procesamiento de información (Alcatel Lucent Bell Labs, IBN y Medianet), en el modelado de sistemas y redes complejas (Telefónica I + D, Orange Labs y el laboratorio de computación de la Universidad de Cambridge), y en el desarrollo de instrumentación de  imagen (4DNature). Adicionalmente, también colabora con este proyecto el CIBERSAM - Centro de Investigación Biomédica en Red en Salud Mental, que reúne a algunos de los más prestigiosos grupos de investigación españoles en el campo de la neurociencia.

Los grupos de investigación que están trabajando en este proyecto son el grupo BDA del Instituto IMDEA Networks, el Grupo NETCOM de la Universidad Carlos III de Madrid, el grupo NeuroCom de la Universidad Complutense de Madrid y el grupo BiiG de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón.